Matemáticas

La formación inicial de los profesores de educación secundaria con especialidad en matemáticas.

Los futuros profesores de educación secundaria con especialidad en matemáticas deben contar con un conocimiento sólido de la disciplina y su didáctica, así como de las características generales de la propuesta curricular para la educación básica y las características intelectuales y afectivas de los alumnos que cursan este nivel educativo.

A continuación se describen diferentes tipos de conocimientos, habilidades y actitudes que se espera lograr con el estudio de las matemáticas durante la educación básica.

Conocimientos

En esta categoría se agrupan los saberes que los alumnos tienen disponibles en la memoria o que pueden ser reconstruidos fácilmente con el fin de utilizarlos en cualquier momento para resolver problemas más complejos. La apropiación de estos saberes puede darse en distintas formas, por ejemplo, a través de la información que les proporciona el maestro o el autor de un libro, obteniendo sus propias conclusiones después de resolver una situación problemática; a través de la interacción con sus compañeros o con el medio social en que viven; o incluso mediante procesos de estudio más o menos complejos. Para ofrecer mayor claridad sobre este aspecto, se describen a continuación tres formas o subcategorías en las que se pueden clasificar los conocimientos.
Conocimiento conceptual
Conocimiento de hechos básicos
Conocimiento algorítmico

Habilidades
El desarrollo de habilidades matemáticas es la esencia del enfoque didáctico que se propone en el curriculum actual para la educación básica; dichas habilidades se reflejan en la posibilidad que tienen los alumnos de resolver problemas en distintos ámbitos de la matemática, apelando a sus conocimientos y a su inventiva para establecer relaciones de diversa índole, con base en la información que se tiene, explícita e implícita.

•La habilidad de estimar y calcular mentalmente
•La habilidad de medir
•La habilidad de imaginar relaciones geométricas y espaciales;
•La habilidad de calcular,
•La habilidad de comunicar e interpretar tiene que ver con el uso del lenguaje
matemático, esquemas, tablas o gráficas, para leer o emitir información.
•La habilidad de generalizar, que se refiere a la posibilidad de encontrar
patrones numéricos o geométricos, o bien a modificar las condiciones de un problema para derivar diferentes resultados a partir de un caso particular

Las seis habilidades descritas anteriormente confluyen en lo que es el propósito medular de la enseñanza, el estudio y el aprendizaje de las matemáticas en la educación básica, esto es, la habilidad para resolver problemas.

Actitudes
El fomento de actitudes y valores subyace a muchas de las recomendaciones didácticas que se pueden leer en los materiales de apoyo para el maestro. De aquí se desprenden varios ejemplos que nos parecen importantes.

Colaboración
Investigación
Autonomía
Respeto

Benemérita Escuela Normal Urbana Federal Fronteriza